Bienvenido!

El maestro del Agua 2015




Nota: 7/10
Título original: The Water Diviner | Año: 2015
Director:     Russell Crowe   |  País:     Australia
Guión:     Andrew Anastasios, Andrew Knight
Música:     David Hirschfelder | Fotografía:  Andrew Lesnie
Reparto:   Russell Crowe, Olga Kurylenko, Jai Courtney, Isabel Lucas, Damon Herriman, Jacqueline McKenzie, Cem Yilmaz, Ryan Corr, Dan Wyllie, Deniz Akdeniz
Productora:  Coproducción Australia-USA-Turquía; Universal Pictures / Fear of God Films / Hopscotch Features

Para más información:  PULSE AQUÍ
Trailer: PULSE AQUÍ
 

Buenas tardes, y bienvenidos a Cine y Arquitectura. Ayer tocó aprovechar la fiesta del cine para ir a ver por 2.90€ esta película. Muy aconsejable beneficiarse de estos días, siempre que haya películas decentes.

La verdad que a nosotros nos daba un poco de miedo ir a verla, porque las críticas hacia esta película son muy dispares. Por un lado existen los que la critican positivamente, y por otro los que la desmiembran metiéndose con la egolatría de Crowe.

La verdad que no tenemos el placer de conocer a Crowe en persona como para opinar si es realmente como dicen que es, o si en el fondo es una bellísima persona, nosotros hablaremos de lo que hemos visto en la sala de butacas, ni más ni menos.

DESTACABLES EL GUION, DIRECCIÓN Y FOTOGRAFÍA.

Antes de ver la película, la historia y el guión nos hacen pensar que va a ser una película más, pastelosa, llena de tópicos y la rememoración bélica en la lejanía con una historia de amor cogida con pinzas.

Pero la realidad que nos encontramos es bien distinta.

Lo primero decir que gracias a películas como esta, salimos de los tópicos de las películas de la segunda guerra mundial. Contando una historia que es una realidad olvidada: la primera guerra mundial y todo lo que siguió a ella.

Nos muestra el mundo turco de la época, las historias y vivencias de su gente, los intentos de dominación de otras naciones, etc.

El guión es muy completo y trabajado, no es uno más de “vamos a imponer nuestra hegemonía”, deja ver el horror por ambos lados, y la historia de amor queda de trasfondo, pues como en toda buena historia de amor (de las de película de verdad), el caballero aparece cuando la dama más lo necesita y le cambia la vida. Pero como digo, eso queda en un fondo como parte de la moraleja.

En cuanto a la dirección de Russell Crowe, podréis leer muchas cosas por ahí metiéndose con que haya querido ser protagonista, ególatra o una muestra ostentosa de lo fantástico que se cree… la realidad es que Crowe, se a aventurado en su debut como director con esta película, y lo ha hecho de lujo.

En cuanto a escenografía, debemos llevarla de la mano con el color, atmósfera y fotografía, pues todos estos conceptos estar muy bien trabajados. Los coloristas de la imagen han logrado un acabado antiguo y velado, que nos transporta a una Australia desértica y hostil, y a una Turkía de tradiciones y honor desgastado. Los planos de cada toma, están perfectamente estudiados e integrados, lo cual significa doble trabajo para Crowe, pues mientras dirigía la película, debía meterse en el papel de protagonista, algo que a mi parecer, no es fácil.

Debo decir, que aquellos que hayan tenido la suerte de viajar a un país árabe, sobre todo a los que hayáis estado en Santa Sofía de Constantinopla, se os pondrá el pelo de punta al ver ciertas escenas, que os trasladarán a este bello país, en las que al amanecer llaman a orar en las mezquitas. Es una de las cosas más impresionantes que se pueden ver en un país así, la noche en silencio, mientras amanece, las voces claras desde las torres de las mezquitas iluminadas que llaman a la oración, es algo sobrecogedor. Crowe consigue plasmar esa atmósfera del momento, y nos deja sobrecogidos.

Así que no comparto todas esas críticas que he leído sobre el director, considero que ha hecho un gran trabajo. Además, consigue que sea una película muy entretenida, a pesar de no ser una historia que a priori nos parezca que vaya a serlo.

En cuanto a las actuaciones, tenemos varias destacables, pero será Russell, junto a Yilmaz Erdogan (el Mayor Hasan), muy destacables. Un padre coraje que no se rinde, y un general que se compadece de él y lo ayudará en su hazaña, en medio de un país que entre todos intentan desmembrar.

Y en la escena más dolorosa de la película, muy destacable y mencionable el papel de Ryan Corr, como hijo de Crowe, en su papel de Arthur Connor, momento muy emotivo y doloroso, que no desvelaré para los que no hayan visto la película.

Un elenco de actores, en su mayoría poco conocidos, con muchos extras igualmente mencionables, que están bien integrados en su papel. Russell Crowe ha sabido rodearse de buenos intérpretes y se ha visto inmerso en su dirección y dramatización, por gente que ha sabido dar la talla.

Una película espinosa para turcos, griegos, ingleses y australianos, entretenida y dolorosa a veces, que nos entretendrá y nos dejará con un buen gusto de boca.
Compartelo!
 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. CINE Y ARQUITECTURA - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger