VALAR MORGHULIS PARA JUEGO DE TRONOS

BASADA EN LOS LIBROS: de George R.R. Martin.
FECHAS EMISIÓN: desde 2011 hasta 2019

Cuando lo impredecible se volvió monótono, lo monótono en predecible y lo predecible en absurdo, tuvimos que decir “VALAR MORGHULIS” a un juego de tronos caducado.
Que palabras más duras… Pero ¿qué queremos decir?
“Valar Morghulis” es una expresión del antiguo lenguaje ‘Alto Valyrio’ que aparece nombrado en la serie. Aunque poco hemos escuchado de este antiguo idioma del mundo de juego de tronos, esta famosa frase que se repite varias veces a lo largo de la serie, podríamos decir que es a nuestro “Requiem in Pace” en latín.


Su significado, lo explican en la serie, y significa “todos los hombres deben morir”, y es por eso que nuestra entrada empieza con estas palabras hacia la serie.
Y es que su respuesta “VALAR DOHAERIS*”, no ha sido respetada a lo largo de las últimas temporadas (* Todos los hombres deben servir). Ya que los productores y guionistas, no han servido a su fin de hacernos vibrar con esta épica historia que comenzó con el decapitado Ned Stark… Cuantos ‘protas’ murieron en vano para que los guionistas se hayan cascado tan trágico final para una serie espléndida.
Creo que ha sido la serie con más protagonistas muertos (o que pensábamos que lo eran…) de la historia de las series de ficción. En cuanto un personaje se encumbraba como definitivo, le cortaban la cabeza…
Pero no estamos aquí, ahora, para hablar de los muertos, bueno sí, de los caminantes blancos que están ya muertos sí, pero no de los personajes vivos que murieron (¿?¿?¿?).
Hoy quería hablar de lo muerta que se ha quedado la última temporada, la 8ª temporada, ha sido como una muerte súbita sin enemigos a la vista, sin que los Bolton te torturaran y sin que la montaña te triturara.
Temporada tras temporada, la serie se separaba de la complejidad que entrañaba la trama de los libros. Desde entonces y hasta el final de la serie, la cosa no hizo más que empeorar. Las dos últimas temporadas especialmente, se tornaron sin sabor, donde ya nadie moría, nadie lloraba, nadie sucumbía a una traición bien urdida, y por tanto, nadie clamaba venganza contra nadie.
Solo teníamos un hilo principal, el triángulo de poder, amor y odio entre Daenerys, Jon y Cersei. Con única trama principal política, y una serie de minitramas mal cosidas alrededor. Y en estas enfrascados, llegaron los caminantes blancos a Invernalia, y los pillaron en calzoncillos…
Y aquí empiezo mi crítica más constructiva y resumida, porque de esta batalla se ha dicho TODO, a lo largo y ancho de internet.
Saben que los caminantes blancos llegarán con uno de los dragones de Daenerys, saben que es además el más grande de todos, pero resulta que no se les ocurre poner una ballesta ni media… Teníamos a Daenerys como una inteligente estratega, que surgió de la nada, madre de dragones y rompedora de cadenas, pero nunca se le ocurrió como derribar a un dragón, aunque solo fuera para defender a sus “hijos” de los posibles peligros de poniente.
Al margen de los errores de guión, nadie se explica los errores grandísimos de escenografía, iluminación o postproducción… Antes de sentarse a editar alguien debió ver “el señor de los anillos” y aprender algo de como grabar unas buenas batallas. Todos recordamos la batalla del ‘Abismo de Helm’, para mi gusto la mejor del largometraje y del libro de Tolkien.


Si quieres sentenciar una batalla para que pase a la historia del cine, sabiendo que iba a ser la batalla más esperada del año por todos los aficionados (7 temporadas y 8 años exactamente esperando...), ¡encúmbrate! Haz una batalla en blanco y negro, con una exposición baja, vale, lo aceptamos, pero cáscate un HDR, trabaja ese rango dinámico entre el negro de la noche profunda y el destacado blanco pálido de los muertos y la nieve de Invernalia. Haz un coctel con esos ojos azules penetrantes y que la sangre inunde el azul de sus ojos, y refleja la indiferencia del agresor, porque está muerto y sabe que aun así, va a ganar a los vivos...
El miedo, en sus rostros, se nos grabará en la retina. ¿Dónde está el dragón? Juega con la luz del fuego del aliento del dragón, cómo se refleja en sus caras de terror y dale al rojo sangre, saltar y saltar sobre el blanco deslucido de los caminantes blancos.
Escrito suena fácil, pero para desarrollarlo se necesita un director con pasión, que se haya visto la batalla del Abismo de Helm y con un equipo técnico que sepa guiarlo en la postproducción. Que los fallos también de racord brillan más que la nieve…
Saliendo de esta batalla, de la cual yo creo que se ha dicho todo en escritos y vídeos, salto al siguiente momento culminante: la batalla final.
Esta batalla funciona mucho mejor, y la locura de Daenerys gustó… pero hay que mencionar la estupidez del derribo del segundo dragón… volando como Peter Pan frente al castillo de su archienemiga Cersey. En serio, ¿una Daenerys de tercera temporada lo habría permitido?
Pero fuera de eso, y de la muerte de su amiga, la devastación de la ciudad era necesaria. Tantos capítulos sin morir nadie, necesitábamos que murieran todos.
No puedo obviar una de las cosas que más me dolieron. Resulta que a Cercey y Jaime Lannister les caen todas las piedras de las bóvedas del castillo, y cuando llega Tyrion, están intactas. Bueno… no hablaré más sobre los deslucidos escenográficos de este capítulo, porque tiene demasiados, donde debería haber piedras no las hay y donde hay piedras tenemos un edificio sin tocar. El director de escenografía se quedó en casa ese día o no les llegaba para plantar en postproducción algún agujerillo.


Y por último, el final, totalmente predecible, cierra la historia de forma repentina, en la que nadie llegó a sentarse en el trono de hierro. Buen final para una temporada agónica, pero los medios no alcanzaron el fin, y por eso los fans nos quedamos un poco huérfanos y necesitados de más venganza. Y desde luego Jon, debía morir a manos del último dragón.
Es cierto que el final casi queda abierto... con un dragón que se lleva a su madre y un Jon que es desterrado... algo también ilógico, cuando al 'mata reyes' solo lo castigaron con el apodo. El caso es que el final, podría dar para una resurrección y una vuelta de tuerca en cuanto a la recuperación del trono, que ahora es una silla de ruedas, en vez de un trono de hierro.
En general ha sido una temporada cogida por los pelos, salvada demasiado rápido y sin paciencia.

Comentarios

  1. Que buena reseña.
    La verdad es que hay que tener talento y un par de cojones del tamaño de jupiter para atreverte a presentar una temporada con un guion casi sacado de la manga, un decepcionante trabajo grafico (especificamente el mostrado en la gran guerra), y un aun peor, final de historia.
    Una lastima. HBO tenia todo para hacer de la serie un trabajo lo mas cercano a la perfeccion desde su concepcion, ejecucion y sobre todo, constancia del gran trabajo durante los años en los que fue lanzada antes del estreno de la ultima temporada, pero no.. vienes y nos sales con esto.
    La serie aun asi, no deja de ser epica, pero el final.. (-suspiro..-)

    ..para el olvido..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por visitar nuestro blog y por dejar tu comentario. Estamos totalmente de acuerdo con todo lo que comentas, una serie épica con un final para olvidar.

      Eliminar
  2. Multiple ties give rise to multiple of} strains throughout the circle, or some shows present a small number subsequent to the green line with that number representing the variety of ties. This means when you see a tie line over 온라인카지노 the circle within the very top left corner of the grid, you don’t know whether the tie came before or after the primary banker or player. For all different green strains the tie came after the hand represented by the circle the road crosses.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario