YA NO SE VE CINE



Frente a estas caritas de incredulidad, explicaré mi afirmación inicial.

Puede parecer una afirmación muy rotunda, pero es una realidad bastante plausible. La gente, ya no ve cine... ahora ven series de televisión.

Desde que hace años, las películas pasaron de ser películas a ser trilogías, y de durar 1 hora y media, a durar 3 y 4 horas, la industria del cine sufrió un gran cambio. Y como ha sucedido a lo largo de la historia, la gente también cambió con las tendencias que marcaba el cine.

Y entonces apareció HBO y Netflix, que aprovecharon la incertidumbre de los cinéfilos, que no conseguían ver sagas completas en el cine, porque algunos incluso se dormían, y dieron una vuelta de tuerca: os vamos a hacer series buenas, bonitas y entretenidas...

Algunas durarán apenas 7 capítulos, y con posible segunda temporada, si ha funcionado bien. En otras ocasiones, os vais a pegar hasta 8 años, siguiendo una trama argumental llena de tensión y suspense, porque en cada temporada acabada, dejaremos más respuestas sin contestar y caminos abiertos que cuando la temporada comenzó.

Y así es que aparecieron Juego de Tronos, de las largas, muy buena aunque perdiendo fuerza al final; o Stranger Things, de las cortas, buena e intensa con temporadas a modo secuela; o la aclamada Walking Dead, de las interminables... con primeras temporadas buenas, pero que se vuelve absurda aunque todavía continúan en pantalla y ha generado una legión de seguidores.

Sea como fuere, el cine ha dejado de ser el único medio preferido para contar guiones buenos, y por eso, en esta nueva temporada de Cine y Arquitectura, os vamos a hablar mucho de series, porque es parte de la industria del cine actual.

Hablaremos de The Boys, God O'mens, American God's, o incluso de Jean Claude Van Jhonson y mucho más.

Si es que esto del celuloide... da para mucho y es parte de la historia de la humanidad. He dicho!

Comentarios

  1. Players can play in their favourite casino games with out leaving their properties. With a concentrate on to} the center class rather than high rollers, South Korea’s playing trade has centered around Asian vacationers. In 카지노 게임 addition to the new new} project underway, South Korea already has 16 “foreign-only” casinos positioned mainly in Seoul and Jeju, nicely as|in addition to} an enormous $290 billion playing island slated to open in 2030. Chinese guests are the primary focus, comprising forty one percent of the country’s casino customers in 2012. The sport is a favourite for both on-line and land-based casino gamers. The roulette sport is played by betting on one of the 36 numbers on the roulette wheel.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario